martes, 27 de septiembre de 2016

Remodelacion


Solo queríamos dejarte saber que estamos trabajando en algo nuevo, se vienen algunos cambios al blog, y quizás puedas ver las cosas un poco extrañas por algún momento, estamos re-diseñando todo, desde colores hasta la distribución de la pagina, algunos artículos viejos se van a ir, otros se quedan, y en general esperamos que todo sea mas limpio, mas agradable y mas divertido. Si tienes dudas o comentarios no dudes en contactarnos por la dirección de correo electrónico
seguro que algún día lo veremos.

viernes, 8 de julio de 2016

Me fui, y me lleve mi titulo.

Hoy ley una nota en Aporrea.org, publicada por un Señor de nombre Carlos Jesus Rivas Pérez, la nota titulada “El que se quiera ir de Venezuela que se vaya, pero sin título” me llamo la atención, tanto que sentí la necesidad de escribir esto, y espero que el Sr Rivas logre leerlo.
Primero que nada, la Real Academia Española define como paradoja a una idea que es aparentemente contraria a la lógica , o que encierra en sí misma una contradicción, y el que vive en Venezuela, sabe que no existe nada de paradójico en estudiar allí y después querer irse.
Paradójico es que hayamos recibido los ingresos petroleros más altos de la historia durante muchos años, y sin embargo, los barrios de mi país siguen siendo igual o más grandes de lo que eran; paradójico es que seamos un país con tierras productivas y sin embargo debamos importar alimentos; paradójico es que hayamos sido referencia en desarrollo para américa latina y ahora somos la burla de todos nuestros vecinos, o peor aún, somos dignos de lastima; Paradójico resulta que en los años que lleva la llamada "Revolución" dirigiendo los destinos del país, la situación no haya mejorado tan siquiera un poco.
Querer irse de Venezuela a vivir en otro lado no es una paradoja, a menos que entiendas paradoja como sentido común. Quedarse en Venezuela, un país donde te matan por un teléfono o menos, donde te debes caer a coñazos (golpes, disculpen el Venezolanismo) por la comida, donde debes esperar que sea tu día de turno para comprar comida, donde dependes de tus amigos en el extranjero para comprar medicinas, o donde no importa la carrera que estudies, tu sueldo nunca será suficiente para vivir de forma decente, eso no es una paradoja, eso es sentido común.
No es un mensaje negativo, no es una conspiración de la CIA, o culpa de Uribe, no es culpa de la corona española, es la realidad, y tratar de negar esta realidad no es solo absurdo, es también, irresponsable. Por alguna extraña razón que aun desconozco, o que quizás me niego a aceptar, la culpa nunca está en nuestras formas, en la dirección por la que nos han llevado, no, la culpa siempre parece ser de otro, pero lo peor no es que sea culpa de otros, es que aun si quisiéramos decir que es culpa de otros, la dirigencia de nuestro país no tiene ni la inteligencia ni el coraje que hace falta para cortar de raíz esos problemas, cortar relaciones y demostrar que podemos sobrevivir a un bloqueo económico, tal como lo hizo Cuba (o no?).
La idea no "comienza a permear de manera escandalosa a este grupo social", es una idea que nace de forma natural, especialmente para los que se educan, porque al educarse entienden que hay cosas que no están bien, y que no se debe aceptar vivir en una situación en la que su vida está en riesgo, aceptar vivir de esta manera si sería una paradoja, especialmente cuando se sabe que hay una manera diferente de vivir.
Al hablar de los destinos, le puedo asegurar, Venezolanos hay en todos lados, desde Rusia hasta la Patagonia, desde el pacifico hasta el mar del norte, pero los que nos fuimos no buscamos un "sueño americano", solo buscamos poder dormir tranquilos, saber que vamos a tener algo para desayunar al día siguiente, y que vamos a ir a trabajar limpiando baños, dirigiendo operaciones petroleras, decidiendo destinos de cientos de empleados, y que vamos a regresar a casa, a nuestras familias, con mejores probabilidades de sobrevivir que en Venezuela.
No se trata de si otros países tienen o no problemas de seguridad, se trata de que hay que mejorar las posibilidades, estadísticamente, es más probable que te asalten y te maten en Venezuela, y eso es un hecho, me han tratado de robar un par de veces en el país que me recibió, pero en mi país me trataron de robar tres veces, las tres a punta de pistola y las tres casi me matan a tiros, por suerte para mí, no lo lograron.
Ya lo mencione antes, negar nuestra realidad es absurdo, culpar a los demás de nuestras desgracias, eso es lo más infantil del mundo; decir que la culpa de todo lo malo que pasa en Venezuela es culpa de otros es cuando menos una renuncia total a nuestra capacidad de decidir y hacer lo mejor para nosotros, la "Revolución" tuvo el dinero, el poder, y el apoyo para hacer que las cosas estuvieran mejor, sin embargo solo construyeron castillos en el aire, y cuando soplo el viento, esos castillos se fueron, dejándonos solos con la nada misma.
a mí no me interesa si la economía del país a donde voy es la mejor del mundo, solo me interesa saber que con lo que me gano voy a poder comprar comida donde y cuando quiera, es más, si yo y mi familia debemos compartir un lugar, no hay problema, pero sabiendo que lo que compartimos nos permitirá vivir de forma decente, sin violencia por alimentos, o sin trueque, disculpen pero eso no es una solución, eso es regresar a la edad media si es la única opción disponible.
Los profesionales venezolanos son bien recibidos en otros países, porque por lo general son primero que nada, profesionales, y segundo porque están dispuestos a trabajar, y a contribuir con quien sea que les dé un trabajo, solo quieren un trabajo seguro, una vida tranquila y la posibilidad de poder progresar, lento pero seguro; y los que se van son de todas las universidades, publicas y privadas, Técnicos universitarios e ingenieros, profesionales y mano de obra calificada, y si bien es cierto existen muchas universidades públicas, mucho de lo que se necesita para una carrera universitaria es costoso o inexistente, desde alimentos hasta seguridad, pasando por materiales, libros, etc.
Más aun, es trabajo del gobierno garantizar estos derechos para la población, y si quizás lo hicieran bien, los profesionales no buscaríamos salida una vez que nos graduemos, porque no se trata solo de educación, también están los que ya se han mencionado, y algunos de los que no se ha hablado aun.
Leyendo la nota del Sr. Rivas veo su idea de solución para el problema, es básicamente, se quedan o se van con una mano atrás y otra adelante, porque no te llevas ni tu dinero porque no puedes comprar dólares ni tu título porque no lo validarían. Sin embargo no se ve nada acerca de que cosas hace el gobierno, que no sea propaganda, para mejorar las condiciones y tentar a los que se gradúan a quedarse y a los que se fueron a regresar.
Créanme, vivo en el extranjero, y no es fácil llegar a lugares donde abrir la nevera en casa de tus panas está mal visto, donde abrazar y besar a la mama de los vecinos como si fuera tu tía sería un caso de acoso sexual, donde gritarle a tus amigos de un lado a otro de la calle básicamente te pondría en el mismo nivel de los habitantes de calle.
No es fácil irte y dejar todo, pero se hace, porque quieres bajar tus posibilidades estadísticas de morir a tiros, o sin atención en el hospital, no es fácil irte porque a pesar de lo que un amigo suele llamar "la tropizolanidad" siempre es mejor estar donde ya estás acostumbrado a la cultura y la gente.
Finalmente, es mentira lo que dice el Sr. Rivas acerca de que los jóvenes tienen posibilidades de cambiar las cosas, si ese fuera el caso no habrían tantos estudiantes presos por protestar por lo que consideran que está mal, por pedir un cambio; la posibilidad de cambio en Venezuela es ahora cuestión de terminar de destruir lo que queda, y ver si es posible reconstruir desde cero, sin chavistas o MUD, sin rojos o azules, sin izquierda y derecha.
Todos los que nos fuimos somos ese loco que quiere ser encontrado muerto en Choroni, pero al final nos fuimos porque "Ya no los aguanto más, déjenme vivir en paz"
P.D. El Sr Rivas se refiere de una forma quizas despectiva al cantante de "Muerto en Choroni" quizas porque es el mismo que les canto despues "A ti te Molesta", quizas el Sr Rivas sabe de quien hablan cuando dicen "porque aunque te la des de anticomercial diciendo falsedades de corte social sabemos que en el fondo solo quires real"
Circo Urbano - Muerto en Choroni Caseroloops - A ti te molesta

lunes, 22 de febrero de 2016

Panegiricos

Los panegíricos siempre han sido algo que me ha llamado la atención, especialmente por la forma en que se escriben, grandes, virtuosos y excepcionales, siempre resaltando de la mejor manera las virtudes y convirtiendo defectos en cosas maravillosas.
En este caso escribiré sendos panegíricos, en honor a mis viejos, y si bien no soy el mejor en estas lides de escribir con grandeza y gracia, los que los conocieron saben tan bien como yo que me quedare corto en las descripciones y es que mis viejos fueron dos personas mas grandes que la vida, todos los que alguna vez estuvimos con ellos, de alguna forma recibimos sus consejos, su cariño, sus cuidados, nos reímos junto a ellos y también lloramos a su lado, a veces por su causa.
Este panegírico sera diferente, será para dos, como uno y por separado.
Empezare por mi madre, Nancy Fonseca, conocida por muchos como la Tia Nancy o la Vieja Nancy, quien si bien era una mujer de baja estatura, media 1,55 metros, era lo suficientemente grande para hacerse notar en cualquier lugar, tan amorosa que 3 hijos no alcanzaron para dar todo su amor, por lo que tuvo hijos putativos, montones de ellos, sólo yo llegue a tener 6 hermanos de crianza, sin contar a los que pudieron venir de parte de mis hermanos ni los primos o los primos políticos y quien sabe quien más, y todos alguna vez recibimos sus consejos regalos y risas,  por cierto, era una risa tan potente que era capaz de escucharse a través de las paredes del apartamento y hasta casa de nuestros vecinos, incluso a varios pisos de distancia, esa risa podía hacer que los clarines que anunciaran que el juicio final esta sobre nosotros suenen como un trino de canario; y así como podía reír podía dar regalos tan severos que muchas veces preferías que te diera "un sólo Pescozón" porque sabias que eso pasaría mas rápido que cualquier regaño, pero también en esa severidad, acertada y en punto, encontrabas palabras de consuelo que te hacían querer hacerlo bien, porque no dejarías pasar la oportunidad de demostrarle que la escuchabas y que harías todo lo posible por hacerlo bien, y por hacerle saber que el amor que te daba, aún si no lo entendías, era una cosa que querías atesorar.
Otra cosa con la que siempre contabas al estar con la vieja Nancy era su ánimo,siempre positivo y que irradiaba hacia todas partes, tanto que podía levantarte el animo en cualquier circunstancia, y siempre estaba allí a tu lado para apoyarte en cualquier trance, ni las pérdidas personales ni las materiales cambiaron jamás esto.
Finalmente mi madre hubiera hecho que el pensador de Rodin se aburriera en una competencia s ver quien era más paciente, casi tanta paciencia como para ver crecer el pasto, o aguantarse mi música a todo volumen y estridencia, en fin, mi madre era por mucho la personificación del amor y la comprensión y siempre será a quien agradezca mucho de lo que soy ahora.
Por otra parte mi Pa, el viejo, posiblemente el hombre más inteligente que he conocido, capaz de hacer crucigramas de 100 palabras, sudokus, incluso capaz de multiplicar de memoria números de hasta 3 dígitos, me enseñó a leer el diccionario, de definiciones y sinónimos y también a usar la lógica en todo lo que hago. Era un genio del humor negro, y era capaz de ocasionarle problemas a cualquiera con uno de sus chistes o comentarios, siempre de un humor ácido y agudo pero nunca aburrido, muchos de mis tíos que compartieron con el paseos y correrías se vanaglorian de haber podido compartir con el esos momentos, y nunca escuche que fueran malos, mi padre no era todo virtudes, tenía debilidad por las apuestas en las carreras de caballos y me enseñó a leer todos los números de las revistas hípicas, además que esta tendencia a los juegos le hacia hábil para entenderlos, conocía las trampas y nunca se aprovecho de ellas para nada.
Otra cosa es que mi viejo tuvo una relación particular con la muerte, se escapó de ella usando su codo derecho para salvarse de una caída que pudo ser fatal, la enfermedad trató de mermarlo y aunque hizo bastante para detenerlo, fue el quien decidió cuando era el momento.
Hombre complicado mi padre a la hora de demostrar sus afectos, y si bien no era muy dado a demostrarlo, si lograbas ver debajo de esa apariencia de dureza, debajo de los regaños por la irresponsabilidad o por el desorden, por hacer cosas incorrectas, siempre veías su genuina preocupación y afecto, y a la hora de tender una mano para ayudar nunca dudaba, daba todo lo que podía por hacerlo, muchas veces camino, presto dinero que sabia no regresaría o hizo alguna cosa que quizás pasaba inadvertida, porque nunca salia al frente a decir que te había ayudado o hecho algún favor, a menos que fuera para hacer un chiste a tus expensas, pero que te ayudaba a resolver cualquier problema. En fin, mi viejo era mi héroe, el hombre fuerte, pero que me enseñó la sensibilidad, y me ayudó a empezar a conocer que significaba el honor y el amor

Quizás no les haga honor a ninguno en este panegírico, pero les agradeceré eternamente todo lo que me enseñaron, lo que me dieron y lo que me negaron, y sobre todas las cosas agradecere el haber podido conocerles aunque sea un poco.